La Font Amarga-Salines-AVE-Pi d'Ambrosio

7_10_12

Cada vez mayor compromiso y asistencia al punto de encuentro, enhorabuena a los valientes madrugadores. Con una asistencia de 8 bttrackers, y ganas de rodar, decidimos mostrar la ruta de la Font Amarga desde Manuel a los bikers que no la conocían, y sin lugar a dudas acabó siendo una gran ruta, con 50 km y hora de llegada aproximada a las 13:00 h zulú.





La ruta nace por el Camí de Materna hacia Carcaixent, bordeando hacia adentrarse en Cogullada y enlazando hacia la vía de servicio del AVE (eso a vé si pasa algún día).

De momento los que pasan son estos valientes trackers que le han cogido el gusto a jugarse el tipo en el puente sobre el Río Kwai.


 A través de caminos y más caminos se entra a la población de Manuel, atravesándola en busca del vado sobre el Río Albaida y por el polideportivo y la antigua base militar, se cruza la carretera de Xàtiva y nos adentramos en el Paratge Natural de "Les Salines", y el master Tofe, asume el rol de commander trackman para conducir al grupo por las pistas, sendas, senderos, toboganes, rampas, etc... que dejan al grupo más que satisfecho.
Llegada triunfal a la Font Amarga, fotos de rigor, refresco para el personal, y preparando ya el último trance de la primera fase de la ruta.


La tropa continúa sus andanzas hacia el tramo de las colmenas, con sus toboganes imposibles, y poniendo al límite sus cabalgaduras.



Tras finalizar el periplo en "Les Salines", rumbo hacia Manuel de nuevo en busca del ganado almuerzo.


Despedida de una parte del grupo y vuelta al lío para el resto, con subida por la Calle Valiente y al depósito, para bajada posterior hacia el Port del Sapo a través de una senda que cada día disfrutamos con mayor deleite.

Y tras subir hasta la pista de aterrizaje por la Cruz Negra, descenso hacia la canal del túnel de las vías del tren, con subida y bajada XXL, y enlace a través de carretera para encarar los caminos interiores de una finca de naranjos enorme que hay en el lado izquierdo, se corona la finca y bordeamos en dirección Este por un camino de tierra que conecta con una senda muy muy rápida con final en el Camino del Pi d'Ambrosio. Zigzagueando se alcanza el pie de una durísima rampa de no más de 50 metros, y que colma el final de los esfuerzos del día.

Regreso plácido por El Pinar dels Frares hacia Caraixent y finalmente a Alzira.

El más sincero reconocimiento a los bikers que van desempolvando las bicis y día a día dan forma a este grupo. Un recuerdo al biker en el retiro Rober, esperamos tenerte pronto, fuerza en tu recuperación.

Au cacaus


NO ESTAMOS BIEN, EHH?

 30-09-2012

Si hay que ir, se va... y eso es lo que ocurre cuando los bttrack se reunen en grupo nutrido para desafiar al fresco matinal y al barro, y más que barro, a los charcos, y barrancos impracticables. El grupo cada vez más compacto, con ganas de rodar otro domingo, pero mirando de reojo los móviles y los relojes.



Salida por el barranc de la Casella, con los primeros charcos refrescando las piernas, y a pocos metros de la salida.... el mar, sí, el mardito aguacero hacía muy difícil transitar por el camino, bueno, eso de camino no cuela, porqué vamos literalmente por un barranco. Poco despues las manos hábiles del master Tofe, consiguieron mantener unido al grupo al amigo Javi, al que el tubeless le hizo pasar un mal momento.


El camino seguido nos llevaba hacia el pas del llop, accediendo por la entrada de les Valletes, i con el sol deslumbrando sobre los montes de la casella, la ruta comenzó a ponerse interesante, pinchazo y parada de rigor para solucionarlo. Cada parada se convierte en un episodio del club de la comedia, si no fuera por esos momentos... junto con la aparación de algún ser divino que marca la ruta.


Con la llegada a los pies del Pas del Llop, el grupo comienza a rendir a pleno pulmón, poniendo a prueba a las monturas, y sacando lo mejor de cada uno.

Con la llegada a la Barraca de nuevo pinchazo y parada de emergencia a almorzar, para posteriormente volver sobre lo andado y adentrarnos en Les Valletes para completar el retorno por las pistas y sendas que atraviesan desde la parte alta de la urbanización hasta la propia carretera.



Y cuando todo parecía que se iba a resolver con éxito, a alguien se le cruzó el cable y condujo al mermado grupo hacia el puente del barranc de la Casella, para adentrarnos en un mar de agua, en el que incluso nos pareció oir algun caiman...



video