El chotacabras y el "Amigo Felix" 28/03/10



Entre los meses de Marzo y Abril, a la llegada de la primavera, cuando el chotacabras ya ha tapizado su nido con una fresca cubierta vegetal, el “homínido ciclador montés” se desprende de su fino vello invernal y sale de su madriguera para reunirse con otros machos de su especie constituyendo grupos de cuatro, o cinco ejemplares, con la finalidad de explorar amplios territorios, y si cabe, dejar la huella de su grupo, eso sí, sin dañar el entorno, del cual depende su supervivencia.














Se les puede observar uno de cada siete días al amanecer por las sendas que discurren entre zarzales, tomillos y jaras en dirección a las cumbres del interior de La Ribera del Júcar, aunque, y a diferencia del “ciclador urbano”, donde el “ciclador montés” encuentra un entretenimiento más intenso y completo es en los senderos angostos y cerrados de matorral bajo y pinares repletos de romeros y carrascas, rocas y guijos de medio tamaño que recorre a un ritmo frenético con el objetivo de regresar con sus crías antes de que caiga la tarde.















En el capítulo de hoy vemos a un grupo de 4 ejemplares rescatando a una cría de perdiz roja del peligroso asfalto en las estribaciones de la Sierra de Tous, en los dominios del chotacabras espantando a las madrugadoras liebres ante la mirada atenta de parejas de mirlos y huidizas urracas en pleno ritual nupcial. Con la secreción hormonal propia de la estación “el ciclador” se atreve al vadeo inconsciente de las pozas, donde el jabalí no se adentra por temor a quedar preso, y por ello en ocasiones queda, como vemos, atrapado para el regocijo y diversión del resto del grupo, no tardando en escapar de la trampa gracias a la potencia de sus extemidades posteriores propias de la especie “ciclador”.






Vemos en nuestro episodio de hoy algo poco común en el “ciclador urbano” e inaudito en el “montés”: Un miembro del grupo lanza un estruendoso masclet del numero 3 para que los grupos cercanos de cicladores sean sabedores de su presencia.

También veremos aquí al “ciclador montés” con sus frecuentes carreras por terrenos elevados a modo de vuelos de subida y bajada, a mercer de su dominio del medio, al mediodía, bajo el sol del equinoccio, en una vorágine de tumbadas y derrapes, va bajando, el grupo, por las trialeras mientras teje y entreteje estas filigranas, a la vez que sus voces llenan la atmósfera aún fresca de la montaña, para retornar junto a la hembra y sus crías dejando atrás 63 Km de huellas que borrarán, quizá, las lluvias de Abril.





A la memoria de “Mi Amigo Felix” que tan buenos momentos nos hizo pasar en nuestra infancia y tanto nos influyó en nuestro amor y respeto por la naturaleza.

Juanjo.








La Andaluza i els Samarucs...

El dissabte ferem una ruteta en companyia dels Samarucs de Picassent que va estar d'escàndalo, en caigudes sincronitzades, averies de tot tipo i un almorsaret completet.

video

Tot un disfrutar!!!

Tomàs






CUMBRES BORRASCOSAS:…..LA ANDALUZA. 21-03-10

TRAS LA ETERNA Y EXASPERANTE ESPERA A LA QUE NOS SOMETIÓ EL SANTO BARÓN CUYO NOMBRE CONVIENE CUBRIR CON UN PIADOSO MANTO DE SILENCIO, UNA REDUCIDA COHORTE DE MANIOBREROS DE COMÚN DEBILIDAD PUSIÉRONSE A TRANSITAR, BAJO UN CIELO ESPESO, PLOMIZO Y PERPETUAMENTE AMENAZANTE, CON LA PÁLIDA Y PEREGRINA IDEA DE DESVIRGAR, DE UNA VEZ POR TODAS, A LA FAMOSA ANDALUZA Y FESTEJAR ASÍ LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA.

PARA ELLO ENCAMINÁRONSE AL POBLADO DE GENOVÉS TOMANDO PRIMERO LA POBREMENTE TRANSITADA “HIGHWAY TO BERFULL” Y POSTERIORMENTE UN NUEVO E INTERESANTE VERICUETO GENTILEZA DE MR. MAGELLAN.

LADEADA LA URBE DEL INSIGNE PILOTARI VIRARON, CON LAS PRIMERAS RAMPAS, EN DIRECCIÓN AL POBLADO DE ALBOY Y TOMARON UN DESVIO A IZQUIERDAS A LA ALTURA DE UN PEQUEÑO RACIMO DE VIVIENDAS PARA DESCUBRIR, UNA VEZ ENCUMBRADA LA ASEQUIBLE PROMINENCIA, A LA CELEBÉRRIMA “SENDA ANDALUZA”, POR CIERTO PERFECTAMENTE SEÑALIZADA.


DE INMEDIATO LOS CONTRABAJISTAS NOEL Y TOMAS COMENZARON A INTERPRETAR “LA MARCHA DE LAS VALKIRIAS” POR UN ESTRECHO Y RETORCIDO SENDERO QUE DISCURRÍA EN DIVERTIDO Y PELIAGUDO DESCENSO, DESLIZÁNDOSE POR LA LOMA DEL CERRO, HÁBIL, GRACILMENTE Y AL ALIMÓN, CUAL IMPROVISADOS ALUDES VIVIENTES, MIENTRAS LOS POCO ABAJADEROS RECURRIAMOS, COMO DE COSTUMBRE, A LA SOCORRIDA Y SIEMPRE SOLÍCITA ZAPATILLA PARA AFRONTAR LOS TRAMOS MÁS FULLEROS Y COMPROMETIDOS.

LA MONTAÑA RUSA MORÍA, NO POR CASUALIDAD, JUSTO ENFRENTE DEL BAR DE LA XOPÁ DE ALBOI DONDE PUDIERON EJECUTAR MERITORIAMENTE LA GLORIOSA SUERTE DE CHUPE Y MASCADA.

A BUCHE COMPLACIDO BUSCARON EL PUENTE DEL ALBERGUE DE LA COVA NEGRA PARA EMPRENDER EL TORNAVIAJE POR LOS SENDEROS DEL OTRO LADO DEL ALBAIDA Y BUSCAR (POR LES ARCAETES DE ALBOY) EL PASO POR EL ASSUT Y RECUPERAR, OTRORA, EL MARGEN FLUVIAL DERECHO, PARA REFRESCO DE ALGÚN QUE OTRO RECALENTADO PINREL.
Y ES QUE AUNQUE LA MAYORÍA DE LOS RIOS ESPAÑOLES NO SON NAVEGABLES, EN COMPENSACIÓN CASI TODOS SON CICLABLES.

video


POR UN TRAMO HABILITADO DE LA ANTIGUA VIA AUGUSTA (INFESTADO DE MOSQUITOS) ARRIBARON A LAS FALDAS DE MANUEL DONDE, PARA ACABAR PONER EL CASCABEL AL GATO, ASCENDIERON LA PEQUEÑA ATALAYA QUE DOMINA EL PUEBLO.

video


TOTAL, UNA BUENA RUTA DE UNOS 60 KM DE LO MÁS VARIADO….. Y LOS CHUBASQUEROS SIN SACARLOS DE LA MOCHILA.

BY YO.

SENDA BLANCA 14-03-10















ES-PEC-TA-CU-LAR RUTA: MINA BARXETA-SENDA BLANCA: MOLT POCA GENT ......ERGO..... MOLT POCA CRÓNICA.

A L'ATRA VENS PA VORE-HO.

AU ESCAQUEAU.

Todos estamos hechos con el mismo barro.



Domingo, 7 de Marzo de 2010 La Font Amarga

Conseguimos madrugar en plena temporada fallera pues “las grandes almas tienen voluntad, las débiles sólo deseos”. Con el impermeable en la mochila, o cuanto menos, la chaqueta hidrófoba, porque aunque “la suerte favorece a los valientes”…”más vale prevenir que curar”. Siguiendo unos, nuestro instinto automortificador, alguno su terapia de rehabilitación y en conjunto haciendo caso a aquello de Oscar Wilde de “mi único deber es el deber de divertirme terriblemente” nos dirigimos hacia donde el rio Albaida, el Canyoles y el río Barxeta se alían en sus vaguadas, moldeando valles y collados donde los ciclistas de montaña pueden disfrutar de una naturaleza salvaje a la vez que cercana y hermosa, sobre todo en el paraje de La Font Amarga, cuyo tierra sulfurosa y salobre se presentó muy fangosa por las últimas y cansinas precipitaciones.




Si cierto es que “La riqueza de la vida se mide por la cantidad de buenos momentos” la riqueza de estos cuatro trackers aumentó más que con un décimo premiado, entendiendo el concepto de riqueza en su sentido más amplio pues también es verdad que “la diversión viene siendo como una hipoteca, que cuanto más viejo eres más dificil es que te la concedan”.
Y como estos truhanes ya no cumplen los 30, ni mucho menos, abandonaron el asfalto tan pronto como fue posible para divertirse adentrándose por las sendas de piedras, lodo y pendientes acusadas, que hicieron caer al experimentado Noel. Al hincar su rueda delantera la inercia levantó su cuerpo por los aires y llevó sus huesos a lo que afortunadamente resultó ser un imprevisto colchón de hierba, húmeda, como todo estaba por allí. Una voltereta tán imprevista que no pudimos captar con la cámara, al igual que una alegre ardilla, a la que tuvimos el placer de ver pasar tan ufana como prudente… igual que rueda el amigo Tofe, que cada día nos sorprende con el control y manejo de la btt que por cierto estrenó para la ocasión. Juanma y yo les seguimos con prudencia dedicándonos al viejo arte de la fotografía, de la filmación y de disfrutar de la ocasión.



Al pasar por el rio tuvimos que sumerger los pedales para disolver la piña de barro tan densa que no dejaba enganchar la bota al pedal, maniobras que llamaron la atención de una pareja de la Benemerita, sin mayores consecuencias.
Al abrir la puerta del bar de Manuel sentimos una repentina, aunque breve, sensación incómoda por nuestro aspecto (El barro… hasta los ojos, literalmente) pero la amable camarera viendo que se trataba de trackers, rápidamente nos acomodó y atendió con la lozanía y la frescura de las mujeres de la Costera.
Repuestos del esfuerzo volvimos a casa atravesando una fina pero persistente lluvia que no cesó hasta llegar al lavadero, parada obligada en conveniencia de la mecánica de nuestras máquinas que precisarán de un pronto engrase para la próxima salida.


Un dicho mejicano dice "Todos estamos hechos con el mismo barro, aunque no con el mismo molde".





Un saludo a todos y hasta la próxima...

Juanjo Saura.